Provincia de Barcelona


Sant Miquel de Orpí
(Orpí, Anoia)

41º 31,133'N ; 1º 34,524'E      




El término de Orpí está documentado por primera vez en el año 978, en un documento del papa Benedicto VII, donde confirmaba unas posesiones del obispado de Vic, entre las que se encontraba el castillo de Montbui, que limitaba con el de Orpí.


En 1264 Guillem de Aguiló vendió el castillo a Ramon de Castellolí. En 1281 aparece como castellano Pere de Cervera, que vendió la castellania a Arnau Tort de Claramunt, dejando claro que tenían la mitad por el vizconde de Cardona y la otra en franco alodio. Esta venta fue confirmada por Ramon Folc VI de Cardona en 1291. Unos años más tarde, en 1312, se estableció una concordia entre el vizconde de Cardona y los Tort, mediante la que se repartían las jurisdicciones del castillo de Orpí: la castellania mayor era para los Tort y los Cardona mantenían la señoría jurisdiccional. A partir de 1375 el castillo se integró definitivamente en el condado de Cardona.

En el siglo XV el castillo fue infeudado a los Sallent. Posteriormente, en el siglo XVII el término de Orpí fue comprado por Joan Serral de Igualada. De la estirpe Serral pasó a los Padró. Actualmente el castillo es un alojamiento de turismo rural y un restaurante, después de que durante años estuviera dedicado a usos agrícolas.


El elemento más destacado del castillo es su torre pentagonal, hecha con sillares y dispuestos en hileras regulares. El sector norte presenta las aristas redondeadas. Interiormente estaba dividida en tres plantas, cubiertas con bóvedas de piedra, que se derrumbaron durante la segunda mitad del siglo pasado.


La rodean toda una serie de construcciones que se han adosado a lo largo de los siglos y que actualmente conforman el alojamiento rural y el restaurante.


Destaca la fachada norte, donde se abría un gran portal, formado por un arco de medio punto hecho con grandes dovelas.


A los pies del castillo encontramos la iglesia de Sant Miquel de Orpí, que inicialmente era la capilla del castillo.