ww.

Provincia de Barcelona


Castillo de Rubió
(Rubió, Anoia)

 41º 38,701'N ; 1º 34,226'E      




Encontramos la primera referencia escrita del término de Rubió en un documento del año 1069, cuando el obispo de Osona vendió a los condes de Barcelona el castillo de Copons, cuyo término limitaba con el de Rubió. En el siglo XII encontramos ya documentada la familia Rubió como castellanos de esta fortificación.


A partir del siglo XIII desaparecen las noticias sobre el castillo y como pasó a manos de la familia Castellolí, la cual tenía el control del término en 1317. En 1358 la fortificación estaba en manos de Gombau de Anglesola. Siete años más tarde aparece como castellana Francesca de Timor, casada en segundas nupcias con Guillem de Anglesola. En 1380, el hijo de la primera boda de Francesca, Bernat de Boixadors compró al rey Pedro III la jurisdicción de Rubió. De esta manera, los Boixadors se convirtieron en los señores del lugar, condición que mantuvo hasta bien entrado el siglo XVIII.


Desgraciadamente, el castillo presenta un estado ruinoso y se encuentra dentro de una propiedad privada, que dificulta su observación. El elemento más importante es una torre circular. Se cree que esta fue levantada en el siglo XI.


Los otras restos corresponden a fragmentos de los muros perimetrales del castillo, que probablemente fueron construidos en el siglo XII a juzgar por la forma en que están trabajados los sillares.

Restos del castillo    Restos del castillo

A pocos metros al sur del castillo encontramos la iglesia gótica de Santa María de Rubió .