Provincia de Barcelona


Sant Andreu de la Manresana
(Prats de Rei, Anoia)

41º 41,758'N ; 1º 33,151'E      




El lugar de la Manresana aparece documentado por primera vez en 1012, cuando Oliba vendió a Gualfred un terreno cerca de la torre Manresana, situada pocos metros al norte del templo. La iglesia no aparece citada hasta el año 1043, en otro documento de compra-venta de tierras.


Inicialmente fue parroquia, pero a mediados del siglo XII ya figuraba como sufragánea de la parroquia de Prats de Rei. De hecho, el año 1126, el obispo de Vic, Ramon Gausfred, donó la iglesia de Santa María de Prats y sus sufragáneas a la orden del Santo Sepulcro.  

Más o menos al mismo tiempo, en 1131, el conde Ramón Berenguer III en su testamento dejó la mitad del diezmo de la Manresana a Santa María de Solsona, beneficio confirmado años más tarde por Ramon Berenguer IV y posteriormente por el rey Alfonso I. Este hecho provocó un conflicto entre las dos comunidades religiosas hasta en 1545.

El edificio actual corresponde a una reforma muy importante hecha en el siglo XVIII y en las obras que se hicieron en 1931. Este templo del XVIII aprovechó algunos elementos la iglesia románica, conservando parte del muro norte.

En el resto de los muros podemos encontrar diversos elementos reaprovechados del templo anterior, la mayoría muy erosionados. Hay tres sillares que estaban esculpidos con motivos florales dentro de circunferencias y otros elementos entrelazados.

sillar esculpido   sillar esculpido

sillar esculpido


En una esquina encontramos un sillar que sólo se esculpió en parte. En el ángulo inferior derecho vemos unos arco apuntados estrechos, que se entrecruzan, como creando una cesta de mimbre.


También se conserva un fragmento de cornisa y un sillares con franjas decorativas.

cornisa   Sillar con una moldura