Provincia de Barcelona


Sant Miquel de Orpí
(Orpí, Anoia)

41º 31,150'N ; 1º 34,528'E      




La iglesia situada a los pies del castillo de Orpí, del que inicialmente era la capilla. El término de Orpí está documentado por primera vez en el año 978, en un documento del papa Benedicto VII, donde confirmaba unas posesiones del obispado de Vic, entre las que se encontraba el castillo de Montbui, que limitaba con el de Orpí. La iglesia aparece citada por primera vez en el 1099. Un siglo más tarde, tenemos documentada una donación para la obra de Sant Miquel de Orpí en el testamento de Ramón de Vilademàger, que nos hace pensar en una obra importante en este momento.


El edificio actual es el fruto de numerosas modificaciones que se han realizado a lo largo de los siglos. La estructura inicial corresponde a finales del siglo XI o principios del XII. Desgraciadamente, se construyó una rectoría que esconde casi por completo la obra románica.


Está formada por una sola nave, rematada al este por un ábside semicircular.


La nave está cubierta con una bóveda de cañón, reforzada por dos arcos torales.


Este ábside se levanta sobre una cripta, que se construyó para nivelar el terreno. Desgraciadamente este espacio sólo es accesible por una abertura, que inicialmente daba al exterior, pero que en la actualidad ha quedado dentro de la rectoría. Al ser un espacio que el obispado tiene alquilado, actualmente no es accesible, ni para las propias visitas que organiza el obispado ...


El ábside, que exteriormente ha quedado casi oculto por la rectoría, está decorado con un friso de arcos ciegos y lesenas. En parte central se abre una ventana de medio punto y doble derrame.


Posteriormente, en el lado norte se añadió una capilla lateral, donde se veneraba a la Virgen del Rosario.


También se añadió un coro elevado a los pies de la nave, lo que conllevó modificar la bóveda en este tramo.


En época barroca se construyó un campanario octogonal a poniente del templo.


Este sustituyó al original románico, que se alzaba en el lado norte y del que podemos ver sus rastros en la capilla del Rosario y desde el exterior.


Tanto en el muro norte como en el sur se redujo el ancho de los muros laterales para alojar altares laterales. Al abrir el del lado norte se descubrió la parte interna del antiguo campanario, que había quedado oculto con las reformas hechas a lo largo de los siglos.


Se accede al templo por una puerta abierta en el muro sur y que es obra del siglo XVII, probablemente situada en el mismo lugar donde estaba la románica.