Provincia de Barcelona


Sant Pere de Ardesa
(Rubió, Anoia)

41º 38,079'N ; 1º 34,857'E      




El castillo de Ardesa, hoy desaparecido, aparece documentado por primera vez en el año 989. La iglesia de Sant Pere, en cambio, no la encontramos documentada hasta el año 1082, cuando Bernat Ramon donó 10 onzas de oro al templo en su testamento. En 1192 se volvió a consagrar el templo, cuando se rehizo la nave.


Inicialmente fue la parroquia del término de Ardesa, pero a partir de finales del siglo XIII o principios del XIV ya no aparece en los listados parroquiales, ni visitas episcopales. Por lo tanto, suponemos que se convirtió en sufragánea de Santa María de Rubió.


El templo está formado por una sola nave rectangular y rematada al este por un ábside semicircular. Este corresponde a la primitiva iglesia del siglo XI y está decorado según el estilo lombardo, con parejas de arcos ciegos separadas por lesenas. Éstas arrancan de un importante zócalo.


En cada uno de los tres espacios centrales en que está dividido el ábside, se abre una ventana de medio punto y doble derrame.


En la segunda mitad del siglo XII se rehace la nave, de ahí la consagración del 1192. No sabemos en qué momento se derrumba la bóveda de medio punto de piedra con que estaba cubierta la nave. Si sabemos que 1685 el obispo visitó la iglesia y mandó que se reparara la cubierta de madera, que años más tarde fue sustituida por una de ladrillo. Es probable que el momento en que se hizo la nueva cubierta, se tapiara el ábside para alojar la sacristía. El templo dejó de tener culto en 1936 y entró en proceso de degradación constante, hasta el punto de que volvió a derrumbarse la cubierta. Fue restaurada en 2009, recuperando la cubierta del templo y también se eliminaron algunos de los elementos barrocos, como la separación entre la nave y el ábside.



Se accede al templo por una puerta abierta en el muro sur, formada por un arco dovelado y recorrido por un sencillo guardapolvo.


En el muro norte encontramos otra puerta, ahora cegada, que creemos que era la original, pues estaba encarada hacia donde se cree que estaba el castillo de Ardesa.