Provincia de Barcelona


Sant Ramon de Sobirana de Ferrans
(Balsareny, Bages)

 41º 52,635'N ; 1º 51,086'E      




Iglesia situada en el antiguo templo de Balsareny, en el lugar conocido como el valle de Ferrans. Este sitio está documentado desde el año 967, mientras que la iglesia no la encontramos en ningún documento hasta el año 1154, cuando aparece en las listas de parroquias del obispado de Vic. En esta relación de templos aparece sin advocación. En un documento del 1311 aparece dedicada a Santo Domingo, pero este santo lo es desde el 1221, por lo tanto anteriormente tenía otra dedicación. La tradición dice que había sido dedicada a Santa María, pero no existe ningún documento que lo corrobore. A finales del siglo XIV perdió la condición de parroquia, pasando a ser una sufragánea de Santa María de Balsareny.


En 1849 la iglesia y el mas adjunto pasaron aa manos de la canónica de Santa María de Manresa .


Este templo tiene una apariencia curiosa, pues está formada por dos naves, la del norte extremadamente corta. Se podría pensar que el diseño inicial era hacer una iglesia con una sola nave y transepto, en el que se abrían tres ábsides y que no se terminó realizando o bien que con el paso de los siglos se ha perdido el lado sur. Parece que no se llegó a construir nunca el sector meridional y se cree que ni siquiera se proyectó.


Sea como sea, en la actualidad el templo presenta dos naves: la del lado sur larga y estrecha y la del lado norte muy corta. Ambas están rematadas al este por un ábside semicircular. En ambos casos son lisos y sin ninguna decoración.


En medio del tambor absidal se abre una ventana de medio punto y doble derrame.


Las dos naves están cubiertas por una bóveda de cañón ligeramente apuntada.


La nave principal fue alargada en época gótica hacia poniente. Se construyó un cuerpo sobre el que se eleva una torre, que se apoya en dos altos arcos de medio punto.


En este espacio, probablemente concebido como un atrio, se abrió una puerta en el lado sur. Actualmente está cegada, pues la iglesia está adosada a las dependencias de la casa Sobirà.


La puerta se abre en el muro sur. Está formada por tres arcos de medio punto en gradación, que están rodeados por un guardapolvo.


Los dos primeros arcos se apoyan en una imposta, que está decorada con motivos geométricos incisos. En el lado derecho de la puerta vemos un pájaro picoteando unas flores.


También vemos decoración en el guardapolvo, donde hay una dovela decorada con una figura antropomorfa, de trazas muy arcaicas. Otras dovelas presentan decoración en forma de botones.


Desde aquí queremos agradecer al señor que vive en la casa adosada, la gentileza a la hora de abrirnos la puerta del templo y permitirnos disfrutar de su interior.