Provincia de Barcelona


Santa Maria de Martorelles
(Santa Maria de Martorelles, Vallès Oriental)

41º 31,181'N ; 2º 15,202'E      




Marturellias aparece documentado por primera vez en una venta realizada en enero de 992. La iglesia de Santa María aparece citada en una permuta que hace el obispo de Barcelona con un tal Guillem, el año 1005. En este momento ya consta como templo parroquial.


El 27 de Julio de 1005, el templo fue consagrado por el obispo de Barcelona, ​​Berenguer. En ese mismo momento se establece que recibirá el aceite consagrado de la catedral de Barcelona y que le abonará un censo anual. Años más tarde, en 1161 fue donada con todos sus alodios y bienes, a la canónica de la catedral de Barcelona.

Sabemos que en el siglo XVI se modifica la estructura del templo para alojar capillas laterales dedicadas a San Lorenzo, a la Virgen del Rosario y a San Isidro.

Como acabamos de ver, el templo original románico ha sufrido numerosas alteraciones a lo largo de los siglos. Del primer templo románico sólo conservamos básicamente el ábside semicircular del siglo XI. La parte superior parece haber sido modificada en algún momento, pues la disposición de los sillares es más irregular que en el resto del paramento. Creemos que es fruto de unas reparaciones que se hicieron en 1383 en la cubierta del ábside y de la nave.


Tiene abiertas tres ventanas de arco de medio punto, ligeramente sobrepasado herradura. Encima de cada ventana hay una especie de dintel de piedra.


Ya en el presbiterio, podemos ver dos absidiolos semicirculares y cubiertas con bóveda de cuarto de esfera en los muros norte y sur. La del lado norte fue modificada en el siglo XII cuando se construyó la torre campanario, que quedó integrada en su base. También se abrió una puerta para poder acceder al campanario. Éste es de planta cuadrada y un solo cuerpo en el que se abre una ventana de medio punto en cada uno de sus muros. Destaca su gran talud, que también recorre el ábside. Es de época moderna, pues se hizo cuando se abrió la calle que pasa junto a estos dos elementos y evitar así su hundimiento por culpa de las obras.


La nave está cubierta con una bóveda ligeramente apuntada. Está dividida mediante tres arcos fajones en cuatro tramos. El arco más occidental es de medio punto, mientras que el resto son apuntados, probablemente fruto de las reparaciones y reformas hechas en 1383, antes citadas.

Junto al primer arco fajón vemos unos pequeños restos de pintura, en muy mal estado de conservación. Podemos ver lo que parece un santo y encima de él motivos de decoración geométrica en forma de cuadrícula. También hay pequeños restos entre el ábside y este arco.