Provincia de Girona


Castillo de Les Escaules
(Boadella i Les Escaules, Alt Empordà)

42º 19,129'N ; 2º 52,840'E       






Situado en una colina al sur del pequeño núcleo de Les Escaules encontramos este castillo, que en el siglo XII, formaba parte del conjunto de doce fortificaciones, que había en el término de Llers y que defendían la frontera entre los condados de Besalú y de Empúries-Peralada. Cuando el condado de Besalú quedó anexionado al de Barcelona, Ramón Berenguer III lo cedió al conde de Empúries en 1123. En el año 1210 consta como que formaba parte de los dominios de los Rocabertí, vizcondes de Peralada.


En el 1436 los hombres de Les Escaules fueron reclamados para hacer las obras de reforma del castillo, a lo que se negaron. Esta es la última vez que encontramos documentado el castillo, que probablemente en el siglo XVI ya había sido abandonado. Por los restos de elementos cerámicos encontradas en la fortaleza, se cree que en los siglos XVII y XVIII fue utilizado como instalación agrícola o ganadera.


En los años 2006 y 2008 se realizaron varias campañas de excavación y consolidación del edificio. Desgraciadamente, cuando lo visitamos en noviembre de 2018, la vegetación había vuelto a ocupar parte de las estancias del castillo, dificultando la visualización de algunos de sus elementos.


El castillo tenía una planta de cuatro lados irregulares, dentro de la cual había una gran torre circular.


La torre presenta una fábrica constructiva totalmente diferente al resto del recinto, lo que hace pensar que corresponden a dos momentos diferentes de construcción. En este caso está hecha a base de bloques de piedra caliza escuadrados y distribuidos en hileras más o menos regulares. Si nos basamos en construcciones similares, es probable que esta ya existiera cuando se construyó el resto del castillo.


La torre está dividida en dos plantas con cubiertas de piedra. Se localizó el pavimento del primer piso, hecho a base de losas de pizarra ligadas con mortero de cal. En el segundo piso se localizó la base de la escalera que permitía el acceso a la azotea. Esta se encuentra en el sector oeste y recorría el muro hasta levante, donde está el agujero que permitía salir a la terraza, actualmente convertida en un mirador.


La puerta de acceso se encuentra a dos metros de altura, está orientada hay al norte y nos sorprende que np sea de arco de medio punto, si no que tenga un dintel. Por la parte interior conserva los quicios.


Encima, en el nivel de la terraza, se conservan las bases de alguna estructura defensiva, tal vez un matacán. Este soportes también los encontramos orientados a los otros puntos cardinales.



Al norte de la torre se localizó una gran estancia rectangular. Durante las excavaciones del año 2006 se pudo determinar dónde estaba su puerta de acceso, en el sector de levante, pues aún conservaba los agujeros de los quicios. Había una segunda puerta, de menores dimensiones.


A su lado había otra estancia, más estrecha, que inicialmente se creía que formaban un único espacio, hasta que afloraron los cimientos del muro que las separaba.


A levante de estas estancias, y por fuera del recinto defensivo, se amplió artificialmente el perímetro del castillo con la construcción de una terraza, que permitía la creación de un nuevo espacio llano y el levantamiento de una segunda muralla. Actualmente, vuelve a estar lleno de vegetación, lo que impide poder fotografiarla. En este sector se localizaron fragmentos de cerámica de entre los siglos XVII y XIX, cuando el castillo estaba dedicado a las labores agrícolas y ganaderas. Precisamente, estos nuevos usos provocaron la destrucción de la muralla exterior en este sector. Una puerta, de reducidas dimensiones, situada en el muro de levante del primer recinto fortificado, comunicaba ambos espacios.

Muro este del castillo   Fragmentos del muro este del castillo donde había una puerta de acceso

En este espacio y en otros puntos del castillo, se localizaron algunos agujeros destinados a soportar estructuras de madera.

Agujero excavado en la roca   Agujero excavado en la roca

Agujero excavado en la roca


Por fuera de este sector de levante se localizó un muro, que servía de cierre para los rebaños de ganado.

Al norte del recinto y adosada al muro perimetral encontramos la cisterna, de planta rectangular.


La torre no estaba en el centro del castillo, si no que estaba próxima al muro de cierre sur. El motivo era por que este sector era el que requería una mejor defensa, pues era el más accesible. Se cree que en este lado sur había algún tipo de foso, pero no ha sido localizado hasta el momento. Probablemente también era en esta zona donde se encontraba el acceso principal a la fortaleza.


El sector de muralla que mejor se conserva lo encontramos en el ángulo noroeste. En ella se practicaron dos niveles de aspilleras, el superior correspondiente al camino de ronda, que como podemos ver a juzgar por los agujeros de la pared, estaba hecho con una estructura de madera.


El otro fragmento importante, como ya hemos visto, se encuentra en el noreste de la torre, y presenta las mismas características constructivas.