Cantabria


Castillo de Santa Ana
(Castro Urdiales)

43º 23,083'N ; 3º 12,900'O    




No se conoce el momento en que se empezó a construir este castillo, que probablemente se situó en el mismo lugar donde ya había alguna fortificación. De hecho, el lugar ya fue ocupado en época romana, pues en este lugar se levantaba Flavióbriga, ciudad fundada en el primer siglo después de Cristo. Algunas fuentes afirman que se construyó en 1163, momento en que se repuebla la zona gracias al fuero concedido por Alfonso VIII.


El castillo daba protección a una puebla medieval que aprovechó parte de las defensas romanas. Actualmente tiene planta pentagonal, con torres circulares en los ángulos. Originariamente tenía planta rectangular, a la que se le añadió en época moderna el quinto ángulo, orientado hacia la ciudad. Dentro del recinto primitivo se conserva una gran sala de diecisiete metros de largo y cubierta con bóveda de cañón.

vista general    vista general

El castillo estaba protegido por una muralla de unos siete metros de altura, de la que sólo se conserva un fragmento coronado por almenas.


En 1853 se aprovecha su estructura para ubicar un faro.


A pocos metros del castillo encontramos el Puente Viejo, que une la fortificación con el puerto. Este fue construido en época romana, pero fue rehacho durante la edad media. Actualmente presenta un gran ojo de arco ojival. En caso de ataque a la villa, permitía su evacuación mediante este puente, a través del mar.


Delante de la fortificación se alzaba la iglesia románica de San Pedro, actualmente en ruinas.