Cantabria


San Juan Bautista de Villanueva de la Nía
(Valderredible)

42º 48,213'N ; 4º 02,973'O    




Las primeras noticias de este lugar y de la iglesia de San Juan Bautista datan de principios del siglo XI, cuando aparece como uno de los bienes que el conde de Castilla, Sancho y su esposa Urraca donaron al monasterio de San Salvador de Oña, en el momento de su fundación. Algunas fuentes identifican este templo con los restos de lo que un día fue el monasterio de San Juan de Alanía, que también dependía del cenobio de Oña.


Del templo románico sólo conservamos su cabecera, pues la nave fue derruida en los siglos XVI y XVII para construir tres naves de nueva planta.


Las naves están cubiertas con bóvedas estrelladas, que descansan sus nervios en grandes columnas cilíndricas y semicolumnas adosadas a los muros laterales.

Interior del templo    Vueltas del templo

El ábside es de planta semicircular, precedido por un corto presbiterio. Está dividido externamente por una imposta ajedrezada.


En la parte central del tambor absidal se abre una ventana de un solo derrame. Está formada por dos arcos de medio punto en gradación. El interior descansa en dos columnas con sus capiteles esculpidos con temática vegetal.


En el capitel del lado izquierdo encontramos una gran flor de siete pétalos, protegida por una hoja de acanto. Estos dos elementos están flanqueados por tallos en forma de arbusto. En capitel derecho está decorado con hojas de acanto, con las puntas enroscadas en forma de volutas. Entre ellas encontramos hojas en forma de lanza.

Capitel de la ventana del ábside    Capitel de la ventana del ábside

Interiormente también presenta la misma decoración, con dos arcos en gradación y el interior apoyado en columnas con los capiteles esculpidos. El capitel izquierdo está muy deteriorado. Estaba decorado con volutas y hojas vegetales. Por suerte, se ha conservado el cimacio decorado con una cabeza de animal en el ángulo, de la que salen dos tallos ondulantes, que rodean a palmetas. El capitel derecho tiene esculpido a un hombre agachado y agarrándose los tobillos con las manos.

Capitel de la ventana del ábside    Capitel de la ventana del ábside

Bajo la cornisa encontramos canecillos esculpidos, que desgraciadamente presentan un estado de erosión importante. El primero tiene esculpida a una liebre, mientras que en el segundo hay un águila con las alas abiertas. El siguiente canecillo tiene representado a un cabrito, con una importante cornamenta. El cuarto tiene representado lo que parece un animal con patas de cerdo. Con las patas delanteras se coge a una barra cilíndrica que hay en la parte alta del canecillo. La cabeza ha desaparecido, por lo que no podemos saber si realmente es un animal o un hombre.

Canecillo con una liebre  Canecillo con un águila  Canecillo con un cabrito  Canecillo con un hombre desnudo y sin

Continuamos con un canecillo donde se ve a una mujer desnuda, pero que lleva toca. Está pariendo, pues vemos la cabeza del niño saliendo. En el siguiente vemos a un hombre sentado, pero debido a la erosión no podemos saber que más hacía. Si que podemos saber que se representó en el séptimo canecillo, pues vemos un personaje tocando el arpa y con la cabeza girada mirando al cielo. A continuación vemos un canecillo liso, pero que presenta marcas de haber sido esculpido.

Canecillo con una mujer pariendo  Canecillo con un hombre sentado  Canecillo con un músico que toca el arpa  Canecillo que ha perdido la decoración

En el noveno canecillo volvemos a encontrar a un cabrito. A su lado tenemos representada a una mujer sentada y desnuda, que tiene en su regazo otro personaje, que sostiene un objeto rectangular. A continuación vemos a dos personajes en actitud probablemente erótica. En el siguiente canecillo, aunque está muy erosionado, parece representar otra escena de parto o bien una escena erótica.

Canecillo con un cabrito  Canecillo con dos personajes  Canecillo con una escena erótica?  Canecillo con una escena de parte o erótica?

Los dos últimos canecillos del ábside tienen esculpidos una bola encapuchada y un cerdo respectivamente.

Canecillo con una bola encapuchada  Canecillo con un cerdo

En el presbiterio se han conservado los canecillos bajo la cornisa. En el lado sur encontramos cinco, el primero de los cuales está roto y no podemos saber que representaba. En el segundo hay una figura masculina sentada, que abre la boca con la mano izquierda, mientras que con la derecha se tocaba el miembro viril, hoy desaparecido. El tercero está bastante erosionado, pero nos permite intuir una figura femenina, que se coge las piernas alzadas con las manos. También ha sufrido una fuerte erosión el siguiente canecillo, donde nos parece ver a un animal que muerde un rollo horizontal. Termina el grupo un hombre que lleva en los hombros un bota.

Canecillo con un cuerno  Canecillo con un hombre masturbándose  Canecillo con un mujer que se coge las piernas

Canecillo con un animal  Canecillo un hombre que lleva una bota


En el lado norte encontramos una especie de cuerno esculpido y un canecillo liso en los dos más cercanos al ábside, otra mujer pariendo o dos trapecistas en la central (la erosión no permite concretar más), un hombre de cuatro patas y la cabeza de un animal, que parece una cabra.

Canecillo que ha perdido la decoración  Canecillo liso  Canecillo con trapecistas u otro tiempo?

Canecillo con un hombre a cuatro patas  Canecillo una cabeza de animal


El ábside internamente está cubierto con una bóveda de cuarto de esfera, que arranca de una imposta ajedrezada.


El arco triunfal es doble. El interior se apoya en dos columnas con los capiteles esculpidos. Los cimacios de ambos están decorados con palmetas.


El capitel del lado izquierdo tiene dos parejas de leones enfrentados y que comparten cabeza en los ángulos. Las cabezas del lado occidental se han perdido. En los laterales del capitel y en la parte central de la cara frontal, encontramos una cabeza humana entre motivos vegetales.

Capitel del arco triunfal   Capitel del arco triunfal

El capitel del lado derecho tiene un personaje en la parte central de la cara frontal, que tiene sus manos sobre el pecho mostrando sus palmas en actitud orante. A la izquierda tiene otro personaje que está tocando un cuerno, mientras que a la derecha hay una mujer que levanta sus piernas para mostrar sus partes íntimas.

Capitel del arco triunfal   Capitel del arco triunfal

Una segunda imposta ajedrezada recorre el tambor absidal por debajo de la ventana.


En el interior del templo también encontramos una pila bautismal decorada con escamas.