Cantabria


San Miguel de Cejancas
(Valderredible)
42º 52,734'N ; 3º 54,463'O    





El 19 de noviembre de 1169, Alfonso VIII donó a la Catedral de Burgos el monasterio de San Miguel de Cejancas y el monasterio de Santa Juliana, que dependía del primero.


El templo conserva todavía las trazas románicas aunque fue muy reformado entre los siglos XVI y XVII. Está formado por una sola nave, rematada al este por un ábside rectangular.


Este fue construido en dos momentos diferentes, pero cercanos en el tiempo. El primer tramo presenta una ventana de medio punto con un doble arco en gradación.


EL más interior está apoyado en dos columnas, que tienen sus capiteles esculpidos con motivos vegetales muy esquemáticos.


Interiormente estaba decorado de la misma manera, pero al construir la bóveda apuntada se decidió mutilar sus capiteles y sólo se conservan los fustes.


Antes de terminar esta obra, se optó por alargar el ábside y hacerlo más profundo. En este segundo tramo también se abrió una ventana, que posteriormente fue cegada para construir un óculo.


Tanto los muros del ábside como de la nave conservan sus canecillos bajo el tejado, algunos decorados con puntas de diamante y otros lisos.

Canecillos con puntas de diamante    Vista del muro norte

El arco triunfal es apuntado y doble. Descansa en dos columnas adosadas a los muros laterales, que tienen sus capiteles esculpidos con bolas y motivos vegetales.

Interior del templo

Capitel del arcos triunfal   Capitel del arcos triunfal


En el siglo XVI se reforma el templo y se construye una sacristía adosada al muro oriental del ábside. Esta estancia está cubierta con una bóveda estrellada.


En el muro de separación entre el ábside y la nave encontramos una apertura moderna donde se venera la imagen moderna del patrón.


En la cabecera se conserva la pila bautismal románica y sin decoración.


El campanario de espadaña fue añadido en el siglo XVI o XVII sobre el muro oeste. En este mismo muro se abría la puerta de acceso original, de medio punto y de decoración muy simple.


En el montante izquierdo encontramos una cruz griega circunscrita, mientras que en el del lado derecho vemos una cruz patada, también dentro de un círculo.

Cruz circunscrita    Cruz patada circunscrita