Cantabria


San Pantaleón
(Liérganes)

43º 20,446'N ; 3º 44,775'O    




Nos encontramos ante un templo levantado a finales del siglo XIII, en un momento en que las viejas formas del románico empezaban a dar paso a las nuevas del gótico.


La iglesia está formada por tres naves, separadas por arcos apuntados, que descansan un pilares lobulados, gracias a las columnas adosadas. Sus capiteles están decorados con motivos muy esquemáticos. Las cabeceras son planas y como el resto del templo, están cubiertas con bóvedas estrelladas.

Interior del templo   Exterior de la cabecera

Destacan las puertas de acceso al templo, que tiene tres. Una en el muro norte, una en el sur y otra en el de poniente, protegida por la torre. Esta última está formada por dos arcos apuntados, con decoración en forma de bocel y protegidos por un guardapolvo liso. Los cimacios están decorados con una sencilla moldura. 


Encima se abre una hornacina destinada a alojar la figura del patrón, hoy desaparecida.


Las puertas de los lados norte y sur son similares a la del lado oeste. Están formadas por arcos apuntados decorados con baquetón y protegidas por un guardapolvo liso.

Puerta de acceso del muro norte    Puerta de acceso del muro sur

La torre campanario está adosada al muro oeste y su piso inferior hace las funciones de atrio. En el último piso se abrían las ventanas, que alojaban las campanas y permitían el control del valle del río Miera. Algunas están cegadas o han sufrido alteraciones a lo largo de los siglos.


Bajo el tejado de los muros norte, sur y este podemos ver canecillos, que sostienen la cornisa. La mayoría son lisos, pero podemos encontrar alguno decorado con motivos geométricos muy simples.


En el núcleo de Liérganes podemos encontrar un hermoso puente, conocido como el puente romano, a pesar que fue construido en el siglo XVI, para sustituir uno anterior, derrumbado por una riada.