Cantabria


Santa María de Arenillas de Ebro
(Valderredible)
42º 49,117'N ; 3º 54,523'O    




La iglesia de Santa María de Arenillas de Ebro es un edificio románico tardío, levantado a finales del siglo XII. Está construida con sillares rectangulares y de muy buena factura hechos con gres de la zona. Por su calidad constructiva en una zona rural, se cree que dependía de algún monasterio, probablemente el de San Martín de Elines, pero no se ha podido encontrar documentación que lo confirme.


Es un templo muy austero y sencillo, como es habitual por la zona, que consta de una sola nave y ábside rectangular de menor altura. La nave presenta una cubierta de madera, mientras que el ábside tiene una bóveda apuntada, que arranca de una sencilla moldura.


El arco triunfal también es apuntado y descansa en pilares rectangulares, sin capiteles, sino que en su lugar hay una moldura. El arco está decorado con un guardapolvo. En el lado norte del ábside se construyó la sacristía. Bajo la cornisa encontramos ménsulas de forma cóncava y sin decoración.


Destaca la ventana del ábside, de un solo derrame. Se abre en la parte central del muro este y presenta un arco de medio punto, con una cenefa hecha con un tallo de la que salen hojas, que la rodean totalmente. Es la única decoración de todo el edificio. También tiene una ventana rectangular situada en el lateral sur, de factura posterior.


La puerta de entrada se abre también en el muro sur. Es apuntada y con guardapolvo liso apoyado en una imposta de tres boceles.


En el lado derecho hay grabada una cruz patada rodeada de un círculo.


La espadaña corona el muro oeste. Presenta dos ojos de medio punto, reseguidos por un guardapolvo y una escalera exterior para subir, muy habitual en las iglesias del valle.


En el muro norte, ante la puerta de entrada, encontramos una pequeña capilla que se añadió en el siglo XVI y donde se encuentra la pila bautismal, decorada con dos boceles en la parte superior.


También se conserva una imagen gótica de la Virgen con el Niño