Cantabria


Santa Maria de Hoyos
(Valdeolea)

42º 56,468'N ; 4º 08,915'O    




Las primeras noticias del lugar de Hoyos las encontramos en 1275, en un documento donde se relata la donación de unos bienes por parte de los hermanos Sandoval al monasterio de Santa María de Aguilar de Campoo.


El templo está formado por una sola nave rematada al este por un ábside semicircular, precedido de un corto espacio presbiteral.


A esta estructura se le añadieron en el siglo XVII una torre a los pies de la nave, una capilla en el lado norte y un pórtico en el muro sur, al que se le añadió la sacristía.


Exteriormente el ábside está dividido en tres espacios, separados por dos columnas. En el tramo central se abre una ventana abocinada.


La ventana está decorada por la parte exterior con una arquivolta, que descansa en dos columnas, que tienen sus capiteles decorados con motivos vegetales

Capitel de la ventana    Capitel de la ventana

Por la parte interior, la ventana presenta una decoración similar, pero que ha quedado oculta por la presencia de un retablo barroco.

Bajo el tejado del ábside y el presbiterio podemos ver una cornisa decorada con rombos, que se apoya en canecillos esculpidos. Comenzaremos la descripción de estos por el presbiterio sur. El canecillo más occidental tiene esculpida una cigüeña a la que se le enrosca una serpiente en el cuello. A continuación vemos un hombre sentado con una maza (cantero?) y una liebre de largas orejas.

canecillo esculpido   canecillo esculpido   canecillo esculpido

El primer canecillo del ábside es liso. El siguiente vuelve a mostrar un hombre sentado, en este caso con un libro en las manos. A continuación volvemos a encontrar a otro cantero que lleva un pico. En la calle central del ábside vemos un canecillo de temática vegetal con una flor al final de un tallo, otro vegetal con dos frutos y uno con cuatro frutas con motivos entrelazados. También encontramos un animal con la boca abierta, un canecillo con cuatro hojas que se juntan en la parte central y uno decorado con una hoja de acanto. En el lado norte del ábside vemos un canecillo con dos rollos en los extremos, otro similar, pero con dos triángulos entre los rollos y dos de caveto.

canecillo esculpido   canecillo esculpido   canecillo esculpido

canecillo esculpido   canecillo esculpido   canecillo esculpido

canecillo esculpido   canecillo esculpido   canecillo esculpido

canecillo esculpido   canecillo esculpido   canecillo esculpido


En el lado norte del presbiterio hay dos canecillos de proa de barco y uno decorado con una hoja vegetal con la punta enroscada.


También presentan decoración las dos columnas que dividen el ábside. Sus capiteles están decorados con entrelazados vegetales. El del lado sur también presenta dos arpías enfrentadas y muy desgastadas.

Capitel con arpías    capitel vegetal

Las bases de estas columnas también están decorados con unos arcos de medio punto ciegos y un motivo que nos recuerda a unos pedules o botas de la época en los ángulos de la columna derecha y bolas en la izquierda.

Base de una columna del ábside

 


El ábside presenta por debajo de la ventana una imposta decorada con rombos.


Se accede al templo por una puerta abierta en el muro sur muy simple, formada por dos arcos de medio punto en gradación.


Del interior del templo destacaremos el arco triunfal. Es de perfil apuntado y doblado. El arco exterior está decorado con un unos dientes de sierra. El interior, en cambio, está apoyado en dos columnas adosadas a los muros laterales.

arco triunfal   Detalle del arco triunfal

El capitel del lado izquierdo tiene representando a Cristo en majestad con las manos alzadas, flanqueado por dos parejas de personajes con los símbolos de la pasión. En el cimacio vemos una cabeza de animal en los ángulos, de cuya boca salen tallos vegetales.

capitel izquierdo

capitel izquierdo    capitel izquierdo


El capitel de la derecha representa a Daniel con los leones. La figura del santo es muy similar a la de Cristo en el otro capitel. En este caso el cimacio está formado por hojas planas.

capitel derecho

capitel derecho    capitel derecho


Las bases están decoradas con un friso de dientes de sierra y los pedules, que ya hemos visto en la columna del ábside, en los ángulos en la base del lado izquierdo y flores de lis en la del lado derecho.

Base de la columna izquierda    Base de la columna derecha

El ábside y el presbiterio están recorridos por una imposta decorada con flores de cuatro pétalos circunscritas.

Interior del ábside    Detalle de la imposta en el muro sur del presbiterio

También están decorados con pinturas del siglo XVI. Son de tipo geométrico y decorativo a base de rombos, círculos y otros motivos entrelazados. Bajo la imposta del lado norte hay una inscripción donde nos dice que fue el pintor (Juan de Arana) y quién era el cura en ese momento (Juan Seco). Desgraciadamente, la fecha resulta de difícil interpretación y sólo se puede deducir que se hicieron en algún momento del siglo XVI. 

Pinturas de la bóveda del ábside    Inscripción en el muro del presbiterio