Provincia de Lleida


Sant Andreu del Puig de Rialb
(La Baronia de Rialb, La Noguera)

42º 01,458'N ; 1º 10,531'E   




Las noticias antiguas sobre este templo son confusas, pues hay muchos documentos donde no tenemos claro si se refieren a este templo o al de Sant Martí de Tarabau. Ambos templos están dentro de un territorio conocido como Rialb Sobirà y por este motivo a menudo se confunden los dos edificios. Parecería que la parroquia de Rialb que aparece documentada en el acta de consagración de la Seu d'Urgell sería el templo de Sant Andreu. Esta sería la primera vez que vemos documentada la iglesia.

El topónimo el Puig lo encontramos a partir del siglo XV. En 1574, Sant Andreu del Puig dependía de la parroquia de Sant Martí de Tarabau. En el siglo XVII encontramos documentada la situación inversa y Sant Martí era una sufragánea de Sant Andreu. Actualmente ninguna de las dos mantiene la condición de parroquia.


El templo que podemos ver en la actualidad es el resultado de numerosas alteraciones hechas en un edificio de finales del siglo XI. El cambio más destacado fue la supresión de la cabecera original, probablemente un ábside semicircular lombardo, por una cabecera plana y situada más al este.

Nueva cabecera        Nueva cabecera

En esta nueva cabecera se aprovechan las dovelas de una ventana románica, en una nueva ventana que ilumina la sagristia.


También se añadieron dos grandes capillas en el lado norte.

Capilla del lado norte    Interior del templo

En el muro sur todavía podemos ver el arranque del antiguo ábside.


La nave estaba cubierta por una bóveda de cañón, reforzada por dos arcos torales, uno de ellos adosado al muro oeste. Actualmente hay una cubierta barroca.


Sin duda, la parte más interesante del templo es el muro sur. En él se conserva la decoración lombarda. Bajo el alero del tejado hay un friso de dientes de sierra. A continuación hay una moldura biselada y un segundo friso de dientes de sierra. La decoración se completa con grupos de tres arcos ciegos, separados por lesenes.


El tramo más occidental tiene hasta ocho arcos ciegos, pues no hay lesena por la presencia de la puerta de entrada.


Esta está formada por un sencillo arco de medio punto adovelado.


En la puerta se conserva el tirador de tradición románica.


El campanario de torre se levanta sobre la nave en el ángulo suroeste y fue añadido posteriormente.