Provincia de Lleida


Sant Martí de Terrassola
(La Baronia de Rialb, La Noguera)

42º 03,638'N ; 1º 10,304'E   




La primera referencia escrita de este templo que nos ha llegado es el acta de consagración de la iglesia de Sant Feliu y Sant Martí de Ciutat del año 952. El obispo Guisad II de Urgell dotó el templo de Castellciutat con el valle de Tarabau, donde en la parroquia de Terrassola estaba el templo de San Martín. No tenemos mucha documentación de este templo y en cambio muchas dudas con su identificación, pues la encontramos documentada de múltiples maneras. La mayoría de documentos nos hablan de la parroquia de Rialb Soberano o del Puig y no tanto de la parroquia de Tarabau, nombre del valle y del castillo cercano.


La iglesia presenta un estado de conservación lamentable. Cuando visitamos el templo por segunda vez en octubre de 2018, las autoridades locales nos anunciaron la voluntad de restaurar este edificio. Esperamos que no llegue demasiado tarde.


Sin un estudio cuidadoso del templo es difícil seguir su historia. Se cree que parte del muro sur formaba parte del templo del siglo X. Un siglo más tarde se habría reformado el templo, dotándolo de una nave bastante larga, que se cubrió con una bóveda de cañón, reforzada por tres arcos torales. El peso de la nueva cubierta provocó que se reforzaran los muros laterales con unos arcos formeros de medio punto para poder soportar la bóveda de piedra. Sin embargo, esta acabó cediendo por la inestabilidad del terreno y se construyó una cubierta de madera.


A finales del siglo pasado, se repuso esta cubierta de madera, que había desaparecido por completo. Desgraciadamente esta cubierta no ha durado ni treinta años, pues actualmente faltan numerosas tejas y el agua se filtra constantemente afectando la estabilidad de los muros.


El ábside, levantado en el siglo XI, es la parte más interesante de todo el templo. Tiene planta semicircular y está decorado exteriormente con arcos ciegos y lesenas, siguiendo el modelo lombardo.


En la parte central se abre una ventana de medio punto y abocinada, actualmente cegada por un retablo de poca calidad artrítica.


En el muro sur, cerca del ábside, encontramos una ventana de medio punto y abocinada, actualmente cegada.


Actualmente se accede al templo por dos puertas, ambas abiertas posteriormente. La puerta original se encontraba en el muro sur, pero la construcción de los arcos formeros la inutilizó. En el mismo muro sur encontramos una puerta formada por un arco apuntado.


La otra se abre en el muro oeste y está parcialmente cegada. Está formada por un arco de medio punto de grandes dovelas. Al abrirse esta puerta, también se construyó un atrio, cuyos lados se cerraron posteriormente.


En uno de los arcos formeros del muro norte vemos una antigua pila de forma rectangular, probablemente utilizada como pila de aceites.