Provincia de Girona


Sant Feliu del Bac
(La Vall de Bianya, Garrotxa)

42º 15,721'N ; 2º 24,664'E    




El templo de Sancti Felicis de Bag aparece documentado por primera vez en el año 946. Cincuenta años más tarde, concretamente el 20 de enero de 996, el obispo Ot de Girona consagró la iglesia y le dio varios diezmos y primicias a ambos de la iglesia de Sant Cristòfol.


El edificio actual pero se levantó en el siglo XII, probablemente sobre los restos del templo del siglo X, del que no se ha encontrado hasta el momento ningún vestigio. En algún momento, que no conocemos, pasó a depender de Sant Andreu de Porreres.

Tiene una única nave, cubierta con bóveda apuntada, que está reforzada por un arco toral, que divide la nave en dos espacios prácticamente iguales. La cabecera es plana, a la que se le adosó una sacristía. Aunque podemos ver el espacio donde se abría una ventana, que se cegó en el momento que perdió su función por la construcción de la sacristía.


La puerta se encuentra en la fachada sur y es de medio punto dovelada, de factura muy sencilla.


En este mismo muro se abre una ventana de medio punto y doble derrame.


Se completa la iluminación de la nave con una ventana en el muro oeste, que está coronado con una espadaña, al que se accede por una escalera exterior adosada al muro norte.


En la entrada encontramos una pila de agua bendita, hecha en un único bloque de piedra arenisca.


También se conserva lo que parecería una pila de aceites, descubierta en 1996.


En este momento también se encontró una ara de altar románica, con una moldura de media caña. Desgraciadamente estaba dividida en dos fragmentos. Desconocemos dónde ha ido a parar, pues no la supimos localizar en el interior del templo ni de la sacristía.