Provincia de Girona


Sant Martí de Les Escaules
(Boadella i Les Escaules, Alt Empordà)

42º 19,236'N ; 2º 52,886'E       




Los orígenes del núcleo de población de Les Escaules los podemos situar en la primera mitad del siglo IX, cuando un tal Adulf, abad del monasterio de Sant Martí de les Escaules, consigue del rey franco Luis el Piadoso un precepto de defensa e inmunidad para el cenobio. No está claro si éste fue el primero de los abades y fundador de este monasterio, o bien se recuperó un antiguo cenobio visigótico. El mismo Adulf obtuvo de Carlos el Calvo un nuevo precepto en 844, en que el monarca confirmaba las posesiones de Sant Martí de les Escaules.

Es probable que este monasterio se ubicara donde antiguamente había unos baños romanos, tal y como podemos deducir del topónimo Escaules, del latín calidas, es decir baños de agua caliente. Sin un estudio arqueológico es imposible verificar esta hipótesis y resulta complicado poder llevarlo a término corto plazo, pues los restos del monasterio se encuentran dentro de varias propiedades privadas.


El año 899 perdió su independencia, pues Carlos el Simple lo confirmó como una posesión de la catedral de Girona y lo describe como una simple celda. En el año 1002, no existía ninguna comunidad, pues en una bula del papa Silvestre II de este año nos habla de la iglesia de Sant Martí como una parroquia de pueblo.

Los escasos restos, que hasta el momento se han localizado de este monasterio, se encuentran en el interior de dos casas situadas en la calle de Amunt, cerca del portal de la muralla que se conserva. En la conocida como Casa Quemada, se conservan unos muros de casi tres metros de altura, hechos con losas sin trabajar dispuestas en opus spicatum.

Fragmento de muro con opus spicatum    Fragmento de muro con opus spicatum

Fragmento de muro con opus spicatum


Desgraciadamente esta casa sufrió un incendio y quedó en ruinas. Actualmente acogen un gallinero. Esto dificulta su estudio y una campaña arqueológica.


En la fachada de este edificio en la calle de Amunt también podemos ver fragmentos de opus spicatum, si bien son menores.

Fragmento de muro con opus spicatum    Fragmento de muro con opus spicatum

En el edificio del otro lado de la calle, casa Genover, se realizaron unas obras en 2014 y fruto de éstas, afloró un fragmento de muro también hecho con opus spicatum.


Parece claro que estos fragmentos formaban parte de las estancias del monasterio, pero la rápida desaparición de la comunidad, propició que las estancias fueran reconvertidas en viviendas y por tanto se modificaran sus muros y estructuras.


Lo que no tenemos tan claro es lo que ocurrió con la iglesia monacal, pues entre los siglos XII y XIII se construye un templo a las afueras de la población, cerca del salto de la Caula, dedicada a san Martín.


Parece raro que la iglesia del monasterio estuviera apartada del resto de dependencias monacales, como tampoco parece verosímil que convivieran dos iglesias con la misma advocación. Nosotros creemos que, fruto del abandono del monasterio a principios del siglo XI, el templo no estaría en buenas condiciones y habría quedado rodeado de viviendas y en lugar de reconstruirlo o repararlo, se optó por levantar la parroquia en una nueva ubicación. Desgraciadamente, el hecho de que estuviera alejada del núcleo urbano hizo que se construyera una nueva iglesia en el centro del pueblo en el siglo XVIII.


Así pues, el templo románico se fue quedando abandonado hasta el punto de que la bóveda se derrumbó parcialmente. Según unas fotografías conservadas en el archivo Gavin, del año 1923, el templo todavía estaba en pie. Estaba formado por una sola nave, cubierta con una bóveda apuntada, de la que sólo se conservaba el sector más occidental, y rematada al este por un ábside semicircular. Cuatro ventanas iluminaban su interior, todas de medio punto y doble derrame. Dos estaban en el muro sur, una en el frontis y una en el tambor absidal. La iglesia estaba hecha con sillares bien trabajados y dispuestos en hileras regulares. Nosotros no hemos podido acceder a estas imágenes, pero en la Biblioteca de Cataluña hemos encontrado un par, correspondientes al fondo de Josep Salvany hechas en 1918.

Imagen del templo 1918   Imagen del interior del templo 1918

En 1928 se construyeron las escuelas del pueblo, actualmente sede del consultorio médico. Para levantar este edificio se usaron los sillares del templo románico y en el espacio donde se levantaba el templo actualmente sólo podemos ver este cartel que lo recuerda.