País Vasco / Euskadi - Álava / Araba


San Cornelio y San Cipriano de Bellojín
(Valdegovía/Gaubea)

 42º 49,691'N ; 3º 01,776'O    




Los orígenes de este templo no están claros, pues algunos estudiosos afirman que se trata del antiguo monasterio de San Cipriano de Pando, que aparece en el Cartulario de Valpuesta datado en el año 913.


Está formado por una sola nave, de planta rectangular y cubierta con una bóveda de cañón. Ésta está reforzada por dos arcos fajones, que dividen la nave en tres espacios. Está rematada al este por un ábside semicircular, precedido de un tramo presbiteral, cubierto con una bóveda ligeramente apuntada. La comunicación entre el presbiterio y la nave se realiza mediante un arco triunfal de perfil apuntado, que se apoya en dos columnas adosadas. Sus capiteles están decorados con motivos historiados. En el del lado izquierdo vemos a un hombre desnudo agachado y con una larga melena. Flanqueándolo encontramos dos serpientes monstruosas que parecen estar peleándose con un cuadrúpedo. En el capitel derecho hay dos hombres en los ángulos. Uno de ellos está barbado y tiene las piernas en una posición bastante extraña. El otro viste hábito y está de pie.


También destacamos los dos capiteles del arco fajón más occidental. Tienen una decoración muy esquemática a base de bolas el del lado izquierdo y de motivos geométricos el de la derecha. Ambos presentan un collarín sogueado.

En la parte central del tambor absidal se abre una ventana de un solo derrame. Exteriormente está protegida por una arquivolta de medio punto, que se apoya en dos columnas con sus capiteles vegetales. Por la parte interior conserva restos de pintura en tonos rojos y negros.


El del lado izquierdo está formado por hojas planas terminadas en volutas y bolas. El capitel derecho presenta hojas en un nivel inferior y flores en el superior.

Capitel izquierdo   Capitel derecho

En el muro sur, junto a una ventana de factura moderna, encontramos los restos de una ventana románica. Se ha conservado un capitel de temática vegetal y la base de una columna.

Capitel de una antigua ventana   Base de una columna de una antigua ventana

En este mismo muro, pero bajo la cornisa, encontramos los dos únicos canecillos esculpidos. En uno de ellos se ha representado una cabeza monstruosa, mientras que en el otro vemos a un personaje vestido con túnica, que sostiene una bola con su mano izquierda. En el muro norte hay otros dos esculpidos con cabezas de animal. El resto son de proa de barco.

Canecillo esculpido   Canecillo esculpido

Mensulas del ábside


De la cornisa original sólo conservamos un pequeño fragmento decorado, con tres hileras de triángulos.


Accedemos al templo por una puerta abierta en el muro sur. Está formada por un arco de medio punto, ligeramente apuntado, rodeado por un segundo arco ajedrezado por la parte interior y en forma de moldura por el interior. Este arco se apoya en dos columnas con los capiteles esculpidos.


El capitel del lado izquierdo está decorado con unas flores en su parte superior, mientras que el del lado derecho presenta dos aves, muy erosionadas. Una de ellas tiene una serpiente enroscada que le intenta atacar.

Capitel izquierdo   Capitel derecho

En uno de los sillares de la jamba derecha se grabó una cruz latina.   


En el interior se conserva un pila bautismal de grandes dimensiones y totalmente lisa, que descansa en un pie cilíndrico, que tiene una moldura en la parte superior.