País Vasco / Euskadi - Álava / Araba


Santa Columba de Argandoña
(Vitoria - Gasteiz)

   42º 50,372'N ; 2º 34,998'O    




A los pies del santuario de Estíbaliz, encontramos el núcleo de Argadoña, en pleno camino de Santiago. La importancia del lugar la podemos entender al ver su templo parroquial, levantado en pleno siglo XIII. Tiene una única nave, cubierta con una bóveda apuntada y dividida en tres tramos, que termina en un presbiterio cubierto con una bóveda de crucería.


Destaca el gran ábside semicircular, muy característico en algunos templos de la zona construidos en ese momento. Está dividido exteriormente en cinco espacios gracias a cuatro finas semicolumnas adosadas.


Los capiteles de estas semicolumnas están muy erosionados y son de factura muy simple. Todos son básicamente de temática vegetal, a excepción de uno, que presenta una cabeza de buey. En el sillar de su lado vemos esculpida una estrella de ocho puntas circunscrita.

Capitel del ábside  Capitel del ábside

Capitel del ábside  Capitel del ábside


Pero lo que nos llama la atención de este ábside es su gran ventanal abierto en el tramo central, actualmente cegado.


Está formado por tres arcos de medio punto en gradación y decorados con un bocel. El arco exterior también presenta un arco lobulado. En cada uno de sus vértices hay esculpida una flor de cuatro pétalos.

Detalle de la ventana  

Los tres arcos descansan en una imposta decorada con hojas lanceoladas. Debajo suyo hay tres columnas a cada lado, con capiteles esculpidos de gran calidad, que en la parte superior tienen esculpido un motivo de zigzag y en el collarín tallos ondulantes. En el lado izquierdo encontramos a un cura con las manos alzadas y el manípulo en la mano izquierda, en el capitel más exterior. En el central vemos unos motivos vegetales en forma de volutas. En el registro superior se representaron unos castillos. En el capitel más interior vemos el rostro de un hombre, probablemente noble, a juzgar por su corte de pelo.

Capitel del cura  Capitel con castillos y volutas  Capitel con un noble

En el lado derecho, en el capitel interior, vemos dos estrellas de seis puntas entre las que existe un motivo vegetal. En el registro superior existen volutas en los extremos y cabezas de animales en la parte central del capitel. El capitel central tiene esculpida la cabeza de una mujer noble con toca. El capitel exterior tiene un águila que coge entre sus garras a una liebre.

Capitel con estrellas y volutas  Capitel con la cabeza de una dama  Capitel con un águila y una liebre

Sin duda, estos dos personajes nobles esculpidos en una parte tan importante del templo sólo puede significar que son sus promotores, que quisieron dejar claro a quien pertenecía la iglesia y su dominio sobre ese territorio.

Las bases de las columnas están decoradas con motivos vegetales dentro de semicírculos.

Bases de las columnas  

Estos tres pares de columnas se alternan con otros tres pares de pequeñas columnas. Sus capiteles tienen esculpidas pequeñas volutas y motivos vegetales en el lado izquierdo y unos tallos perlados, decoración geométrica y pequeñas volutas y motivos vegetales a la derecha.

Capiteles del lado izquierdo   Capiteles del lado derecho

En 2007, unos vecinos del pueblo y el profesor Pedro Echeverría Goñi retiraron el sagrario del retablo neoclásico, situado en el interior del ábside. De esta forma, se pudo ver que la ventana sigue el mismo patrón de decoración por la cara interna, en este caso sólo con dos pares de columnas y dos de columnillas. Por tanto, también hay sólo dos arquivoltas de bocel, la exterior decorada con un guardapolvo de tipo vegetal. Las arquivoltas descansan en una imposta con hojas lanceoladas, como por la cara exterior. En este caso entre los capiteles y esta moldura encontramos un motivo de zigzag en el lado derecho y más hojas lanceoladas a la izquierda. Sus capiteles son similares a los de afuera. En el capitel exterior del lado izquierdo vemos una estrella de siete puntas y una de cinco, sobre las que existen unas volutas y cabezas de animales. El capitel interior tiene volutas en el registro superior y dos flores de seis pétalos circunscritas en el nivel inferior. El capitel exterior vuelve a presentar volutas en ambos niveles, de factura más simple. Como en el exterior, los capiteles tienen un collarín decorado con un tallo ondulante. Las columnas más pequeñas tienen sus capiteles esculpidos con un doble nivel de volutas.

Ventana por la parte interior  

Pero lo que más llama la atención son las pinturas que todavía la decoran, hechas en el primer tercio del siglo XV. Se trata de una decoración vegetal y geométrica a base de colores negros, rojos y amarillos.

Entre los años 2014 y 2015 se pudieron estudiar a fondo estas pinturas, así como también se realizaron catas en diferentes puntos del crucero y se comprobó que bajo las capas de cal del techo y de los muros se conservan también pinturas murales de la misma época. Puede consultar toda la información de estos trabajos en este enlace, de donde hemos extraído la fotografía de la ventana.

El tambor absidal está dividido internamente por pequeñas columnas, que se unen en arcos, que arrancan de una ménsula donde hay una cabeza esculpida. Desgraciadamente, el hecho de colocar el retablo implicó la destrucción parcial de estos elementos.

El crucero está cubierto con una bóveda de crucería, reforzada por nervios, que descargan su fuerza en contrafuertes. Los del lado norte están ocultos por la sacristía, y uno de los del lado sur fue también parcialmente tapado por el pórtico construido posteriormente. Los contrafuertes están divididos por una imposta lisa, que recorre el crucero y el tambor absidal. Tienen columnillas adosadas similares a las que hemos visto en la ventana del ábside. Sus capiteles están decorados con motivos vegetales, cintas perladas y cabezas de animales. Las bases también siguen los modelos ya descritos, con motivos vegetales en un semicírculo.

Capiteles del contrafuerte

Capiteles del contrafuerte  Capiteles del contrafuerte  


En el muro sur del crucero, junto al contrafuerte, había una ventana, actualmente cegada y de la que se conserva el arco exterior, parte de la imposta de hojas lanceoladas, la parte alta de un capitel y dos fragmentos de columnas intermedias con sus capiteles: un geométrico y un vegetal.

Antigua ventana  Detalle de la imposta

Capitel de la ventana  Capitel de la ventana


La nave se une al presbiterio mediante un arco triunfal apuntado, que se apoya en pilastras con capiteles vegetales bastante erosionados. Estas pilastras tienen unas pequeñas columnas adosadas, que no llegan al suelo, sino que descansan en ménsulas decoradas con cabezas humanas.

Se accede al templo por una puerta abierta en el muro sur y protegida por un pórtico de factura posterior. La puerta está formada por  cuatro arcos apuntados, decorados con un bocel en el ángulo. Los arcos terminan en una imposta decorada con un tallo ondulante.

Puerta de acceso  

Los arcos centrales descansan en dos parejas de columnas, que nos recuerdan a la Puerta Speciosa del santuario de Estíbaliz.

Columnas del lado izquierdo   Columnas del lado derecho

Dos de los fustes de las columnas están decorados con motivos vegetales que se van entrelazando y en el espacio que crean hay un botón circular. Los otros dos tienen un entrelazado de cestería.

Columnas del lado izquierdo   Columnas del lado derecho

El capitel exterior izquierdo está decorado con hojas de acanto y volutas. En el capitel interior vemos a un león, que agarra con una de sus garras a una serpiente. En el lado derecho vemos a otro capitel con hojas de acanto y un capitel con dos círculos, dentro de los cuales hay una cruz, cuyo brazo vertical supera al círculo.

Capiteles del lado izquierdo   Capiteles del lado derecho

Desgraciadamente, en nuestra visita a la zona no encontramos las complicidades suficientes para poder acceder al interior de templos como éste y ofreceros imágenes y contribuir así a su difusión y conocimiento. Lo seguiremos intentando en futuros viajes